Si quieres divertirte con tu bicicleta fixie tienes que saber ajustar la cadena de tu bicicleta fixie correctamente. Este tipo de cadenas en nuestras bicicletas soportan mucha tensión debido a su uso y es probable que cada cierto tiempo pierdan tensión.

Nuestro equipo profesional de taller recomienda revisar la tensión de la cadena aproximadamente cada dos meses de uso continuado.

El riesgo de llevar la cadena con poca tensión puede ser que se salga en cualquier momento provocando que nuestra pedalada no sea tan adecuada.

¿Qué necesitamos para tensar la cadena de nuestra bici?

Herramienta de llave de 10mm

Llave fija de 16mm

Tensor de cadena como este:

Pero no entiendo porque mi cadena ha perdido tensión.

Tienes dos opciones por las que tu bicicleta fixie se ha destensado. Por un lado el uso continuado y por otra afecta a que la rueda trasera no está con la presión adecuada y se ha desplazado provocando en conclusión que se ha destensado.

Si tu bicicleta lleva tensores como los mencionados en la imagen anterior lo que tienes que hacer es lo siguiente.

  1. Quitas un poco de presión a la rueda trasera de tu bicicleta gracias a los tornillos en cada lado del eje.
  2. Aprieta los tensores con la llave de 10mm mencionada anteriormente en sentido de las agujas del reloj. Nosotros recomendamos que empieces con el tensor del lado de la cadena.
  3. Fíjate en la tensión de la siguiente manera. Con las yemas de los dedos intenta doblar la cadena hacia dentro.
  4. Muy importante este paso que consiste en centrar la cadena ya que si la dejamos de lado puede rozar en el cuadro. Coge una referencia que quede en el centro y lleva tu rueda para que quede totalmente centrada.

Pero CBB Shop mi rueda no lleva esos tensores de los que habláis.

Todo tiene solución. Tendrás que leer lo siguiente:

  1. Quitas un poco de presión a la rueda trasera de tu bicicleta gracias a los tornillos en cada lado del eje.
  2. Desplaza la rueda hacia detrás para que la cadena coja la tensión adecuada. Cuando creas que lo tienes da presión primero a la tuerca del lado de la cadena manteniendo la cadena con la presión que necesita.
  3. Comprueba que todo ha quedado bien y puedes revisarlo con las yemas de los dedos cogiendo la cadena hacia dentro.
  4. Tienes que centrar la rueda fijando un punto de referencia para que quede bien y no pueda rozar en ningún lado.
  5. Dar la presión adecuada a los tornillos de la rueda trasera que van en sentido de las agujas del reloj.