El bidón es un elemento imprescindible para cualquier tipo de entrenamiento ya que forma parte de nuestra hidratación cuando realizamos ejercicio físico en bicicleta.

Es un muy sencillo para instalar en nuestra bicicleta y en este post os lo vamos a enseñar:

La única herramienta que necesitas para completar la instalación de este accesorio es una llave Allen.

¿Cómo podemos instalar el portabidón?

Debemos localizar en el cuadro de nuestra bicicleta los agujeros en los cuales fijaremos este elemento. Por lo general, suelen estar en la parte interior del cuadro, y en algunas ocasiones, en el tubo que baja de la tija de nuestra bicicleta.

Algunos modelos de cuadro llevan dos fijaciones para poner más de un portabidón.

En esta imagen podéis ver el aspecto de los tornillos de fijación(incluidos con el portabidón):

Aspecto de los agujeros donde va fijado el portabidón:

Cuando tenemos localizado el lugar donde irá fijado simplemente debemos presentar el portabidón sin los tornillos. En el momento que lo tenemos colocado de la manera correcta deberemos fijar los tornillos haciendo coincidir con el agujero que está en el cuadro.

Recordad darle buena presión para que no se mueva el bidón de nuestra bicicleta.