Depende la tija que hayas comprado puede que necesite o no nuez. Si la tija es como esta:

En este caso simplemente tendrás que soltar un poco el tornillo que lleva en la parte superior y encajar en los raíles de tu bicicleta que podrás encontrar así:

Si has comprado una tija sin cabeza como esta:

En este caso necesitarás una nuez para poder instalar en el sillín de tu bicicleta. O si tu sillín ya lleva nuez simplemente tendrás que introducir la parte fina en la nuez y apretar a ambos lados las tuercas que lleva para impedir que se mueva mientras caminamos en bicicleta.

Después de este pequeño resumen vamos a lo que nos interesa.

¿Cuál es el orden para instalar la nuez? Una imagen vale más que 1000 palabras:

Podemos observar claramente cómo debemos instalar la nuez en nuestra bicicleta. Necesitaremos dos llaves ya que al dar presión a la nuez sólo por un lado se girará el tornillo consiguiendo que no apriete. Por lo que si dejamos en un lado de las tuercas una llave fija y con la otra apretamos conseguiremos la presión adecuada.

Recuerda como dato importante que la nuez tiene una posición en la que como se ve en la foto en la parte final del tubo que entra hay una zona que suele llevar un tope para que el sillí no pase de ahí. Es importante poner esa zona pegada como quien dice a la parte interna del sillín.

La posición de la nuez permite regular en función de los gustos y comodidad de cada persona.