A menudo por desgracia se suele dar este hecho que para los amantes del ciclismo como nosotros es horrible ya que se adueñan de lo más preciado para nosotros y vosotros.

En este post queremos recopilar algunos de los consejos que llevamos nosotros en mismo en marcha así como en otras ciudades para evitar en la medida de lo posible los robos.

Paso 1. Evita dejar tu bicicleta en lugares solitarios o más bien abandonados.

Paso 2. Si te desplazas de noche cuando llegas a tu casa y tiene que dormir en la calle si puedes intentar dejarla en una zona cercana con más iluminación si la de tu zona no la tiene.

Paso 3. Invierte en seguridad, es decir, pregunta a nuestro equipo para asegurarte en la compra un candado que cumpla los requisitos básicos de seguridad.

Paso 4. Recomendamos siempre los candados tipo U a ser posible dos para garantizar en una mayor medida la integridad de la bicicleta.

Paso 5. Evite dejar a la vista elementos complementarios como timbres, cuenta km, iluminación, etc...

Paso 6. Aunque tu trayecto o estancia sea corta donde llegues siempre "ata" tu bicicleta. No sabes quién puede fijarse en eso y aprovechar la ocasión.

Paso 7. Utiliza cierres de seguridad que sirven para ruedas y tija. De esta manera sólo con una llave de seguridad que tú tienes podrán desapretar las tuercas.