Puedes reducir este porcentaje siguiendo unos pequeños consejos:

Antes de nada debemos saber que andar en bicicletas tiene muchos beneficios y por eso si queremos mantener un práctica segura debemos hacer buen uso de ella.

  1. Observar el mantenimiento de nuestra bicicleta antes de utilizarla. ¿Cuantas veces revisas la presión de tus neumáticos? Si por ejemplo circulamos con una presión inferior o superior a la recomendada es malo en los dos aspectos. Ya que si tomamos una curva el agarre será menor así como que pueda ocasionar un pinchazo no deseado.
  2. El equilibrio es un pilar fundamental mientras circulamos. Si por ejemplo vemos que el peso de la bicicleta disminuye en la parte delantera y esto ocasiona que nuestra bicicleta se despegue del suelto de esta parte deberemos aportar más peso en la parte de la horquilla al contrario que si notamos falta de tracción de la rueda trasera donde deberemos hacer más presión en la zona del sillín.

 

      3. Las bajadas son bonitas y cómodas ya que no tenemos que hacer gran esfuerzo pero debemos tener cuidado para evitar lesiones. Procura utilizar los frenos de manera suave y progresiva para evitar sustos. Si durante la bajada existen curvas procura frenar antes de llegar y no durante para evitar desplazamientos involuntarios de la tracción de nuestras ruedas.

     4.No te despistes ya que esto en la mayoría de ocasiones genera accidentes muy rápidos que no podemos controlar. Debemos permanecer atentos en todo momento a la circulación así como a los baches de la calzada. Debemos anticiparnos para ir un paso por delante y así evitar sustos innecesarios o maniobras rápidas que en la mayoría de los casos pueden acabar en una caída.

 

 

Esperemos que estos tips te ayuden en tu día a día y si tienes otros puedes aportarlos en los comentarios